lunes, 26 de abril de 2010

ESTA SEMANA RELOADED # 25

Reseñas tempraneras para empezar bien la semana.

TITULOS DE BRIGHTEST DAY

Green Lantern #53 Geoff Johns y Doug Mahnke

Si alguien pensaba que en Brightest Day todo iba a ser arcoiris y ponys, la verdad estaba muy equivocado.
Varios misterios se estan gestando desde este número, pero quizás el mas perturbador es el ser que no solo esta en contacto con Hector Hammond, sino que ademas dice ser mas antiguo que los GL, haber servido a los Guardianes, amen de ser autor del juramento de los GL y por si fuera poco él es quien tiene prisionero a Pharallax y se ve que pretende completar la colección.

El nuevo status quo trajo consigo mas tensión entre Carol y Hal, ademas de que por alguna razon los llamados New Guardiasn siguen en la tierra, excepto Atrocitus, pero esta siendo convencido por Ganthet y Guy de regresar, por razones que no han quedado muy claras.
Y duele ver el estado en que esta Sayd como "guardiana" de Larfleeze, cumpliendo eso si su promesa que le hizo en Blackest Night.

Y tal como vimos en Brightest Day#0, Sinestro no suelta la idea de conseguir la Linterna Blanca, e incluso pide ayuda a Carol y Jordan para ello.

Buen número en general, aunque el dibujo de Mahnke, o quizá las tintas hacen que la ilustración deje mucho que desear. Me extraña de Mahnke porque normalmente es mas pulido en su trabajo.

Calificación: 8 de10 enanos siniestros.

TITULOS DE BLACKEST NIGHT

Blackest Night: Director´s Cut
Geoff Johns, Ivan Reis y Joe Prado.

Un ultimo número de esta serie, aunque no es un comic per se. Mas bien son los "extras" que podrían ser parte de algun HC recopilatorio. Aunque la verdad esperaba mas de esta edición por los seis billetes verdes que costó.
Me gustaron los comentarios de los creadores, pero con gusto hubiera cambiado muchas páginas de diseños de personajes por más escenas comentadas, más portadas o dibujos no usados (como el Black Lantern Killowog) o mas escenas "suprimidas".

Recomendable solo para completistas, pero estoy seguro que en futuros TPs y HC's habrá mucho mas material.

Calificacion: 7 de 10 bonus tracks.


OTROS TITULOS


Power Girl #11

Justin Gray, Jimmy Palmiotti, Amanda Conner

Un número básicamente cargado de acción en el que Conner hace gala de sus dinámicos trazos y nos entrega unas muy buenas secuencias entre PeeGee y Humanite en el cuerpo de Atlee.
No se si será que nos estamos acostrumbrando a un estilo sumamente decompressed, pero este número tuvo la curiosidad de terminar el conflicto en 22 páginas, con una resolución rápida y a lo que vamos.
Aunque Gray y Palmiotti llevaron un poco las cosas al extremo cuando Karen cercena el brazo de Satanna, diciendo que ni le preocupa porque sabe que se lo pueden pegar.
Curioso comentario en un mundo en el que lo mismo le ocurre a Roy (Red Arrow) en Cry For Justice y se hace un verdadero drama. Pero en menos de lo que canta un gallo hacen que PeeGee se vuelva nuevamente compasiva y buena onda al darle una segunda oportunidad a Humanite en un cuerpo sana y clonado (cortesia de la gente de Atlee, luego de haber salvado el cuerpo de Terra).

Calificacion: 8 de 10 manitas desconchabaditas.

domingo, 25 de abril de 2010

“DAME TU FUERZA, PERSEO!!!”

Clash of the Titans

Dirige: Lous Leterrier

Actuan: Sam Worthington, Liam Neeson, Ralph Fiennes, Gemma Artenton y Alexa Davalos.

Continuando con la comprobada formula del remake, nos llega la nueva y mejorada versión de un clásico del cine de principios de los ochentas. Basada en los mitos griegos, Furia de Titanes (como se le conoce en México) nos cuenta la historia de Perseo, héroe mitológico e hijo de Zeus quien tiene como misión obtener la cabeza de Medusa para derrotar al legendario Kraken.


La trama no tiene mayores complicaciones, es bastante directa y sigue religiosamente los cánones del Camino del Heroe (la llamada a la aventura, el sabio, derrotar al “dragón”, etc). El que busque una trama ganadora del Globo de Oro no la va a encontrar aquí. Esta cinta es un blockbuster palomero, que se disfruta como un espectáculo visual y punto.


Considerando al producto bajo esas características, puedo decir que lo mejor de la cinta como era lo lógico, son los efectos especiales y las escenas de acción. Louis Letterrier es conocido por esas impactantes secuencias que hemos visto en cintas como The Transporter o The Incredible Hulk, por ello me extraña que no cuidara a detalle su sello personal en esta película, ya que en algunas escenas la edición no le ayudaba mucho y la pelea se sentía cortada en algunas escenas.


Clash of the Titans tiene un lugar muy especial en el recuerdo de los fans que han visto la película original, y por ello el remake tendría que estar a la altura. En general lo logra, pero deja fuera algunos elementos que hacen memorable la original, como el tecolote mecánico que aquí solo hace una muy breve aparición.

Hubo dos detalles que me llamaron la atención y que estoy seguro no son coincidencia.


El primero es que los dioses dicen alimentarse de las plegarias de los humanos, una idea que ya han explorado otros autores, pero quien lo ha tomado muy literalmente antes de esta película fue Neil Gaiman con su obra American Gods, donde postula que los dioses solo existen y sobreviven mientras la gente les rinda culto.


Y el otro es mas que evidente para los fans del anime: Zeus, Apolo, Hades, y todos los demás dioses visten armaduras muy pero muy similares a las de los Caballeros Dorados de Saint Seiya, con todo y capita.

Algo que me quedaron a deber fue un full shot del Kraken, ya que solo vemos pedazos del mismo (cabeza, tentáculos, etc). Aunque la Karmixgirl opina que tiene cierta lógica, ya que nos da la ilusión de que es mucho mas grande de lo que creemos. Puede ser… you be the judge!.


Por el contrario, me gustó mucho el efecto que usaba Hades cuando aparecía. No es la gran cosa, pero me pareció muy adecuado para su personalidad.

¿Recomiendo esta película? Sí, siempre y cuando no sean puristas de la mitología o de la película original y lleven en mente que esta película es entretenimiento puro y nada más.

jueves, 22 de abril de 2010

ESTA SEMANA RELOADED # 24

Nueva semana; nuevas reseñas.


TITULOS DE BRIGHTEST DAY


First things first.


Como muchos sabemos, Brightest Day no es exactamente un evento, con todo y que nos lo quieran vender como tal. Sí, existe una maxiserie de 26 números quincenales que es el punto central de la trama, pero además hay nuevas series o arcos de historia que usaran el banner de BD como temática. Es más un status quo que un evento en sí.


Sin embargo, me agrada la idea de conjuntar las series que compre con esa marca dentro del mismo título, aunque desde luego no voy a comprar cualquier cosa que tenga “Brightest Day” en la portada.

Dicho lo anterior, comencemos:



Brightest Day #0

Geoff Johns , Peter Tomassi y Fernando Pasarin.

La noche mas oscura se ha terminado, y es momento de dar paso al Día Mas Brillante, tal como reza el juramento de los Green Lanterns. Pero no crean que todo será unicornios y arcoíris a partir de aquí. ¿Cuál sería el chiste en un cómic de superhéroes?.


Sí, hay un sensación de esperanza y de nuevos comienzos en este comic, pero a la vez surgen nuevos misterios, directo de las páginas de Blackest Night. Doce personajes relevantes en el universo DC (cada uno por distintas razones), algunos de ellos héroes y otros villanos, volvieron a la vida con la luz blanca. Ellos son, sin ningún orden en particular:

Jade

Hawk

Osiris

Maxwell Lord

Aquaman

Firestorm

Captain Boomerang I

Martian Manhunter

Hakman

Hawkgirl (Shyera)

Eobard Thawne (necesario para Flash Rebirth)

Y Deadman (o deberíamos decir…¿Alive Man?)


Este último es el hilo conductor de este primer número, y probablemente de toda la serie. Y por lo que se ve, Boston Brand es importante por muchas razones: Es el único que conservo un anillo blanco, tiene la aparente habilidad de revivir lo que toca ( un Pushing Daisys al reves) y como nos tiene acostumbrados puede andar de metiche entre la gente sin que lo vean. Pero eso no es todo, alguien o algo que yo creo que es la Entidad Blanca clama por su ayuda, aunque no de la mejor manera.


En cierta forma, este número es un gran preview de lo que viene este año, así podremos encontrar tramas enfocadas en Jon’ Jon’zz (un gusto verlo vivo de nuevo), en los Halcones, en los malvados planes de Maxwell Lord, en el muy probable triangulo amoroso de Jade-Soranik-Kyle, entre otras cosas. Y claro, la misteriosa batería blanca y…Sinestro!!!.


Johns y Tomassi son nombres que por si mismos casi son garantía de calidad, yo tenía mis dudas de Pasarin, pero hace un gran trabajo (claro que no será el único ilustrador). Por cierto que el super anunciado y ahora exclusivo David Finch hace las portadas; debo decir que todavía no parece muy familiarizado con DC, porque su portada del número cero no me pareció al nivel de sus trabajos con Marvel.

Brightest Day ha comenzado, y pinta para ser un año muy interesante… esperemos que siga así.


Calificación: 9 de 10 “vuelve-a-la-vida”



The Flash # 1

Geoff Johns y Francis Manapul


En honor a la verdad este comic me interesó en un principio por una razón. No fueron las credenciales de Geoff Johns, que mas de una vez ha demostrado que su trabajo es muy bueno (aunque de repente tenga fallas); tampoco fueron los agradables trazos de Francis Manapul (a quien conocía por Adventure Comics). Lo que me hizo comprar este comic es un anillo de vil plástico, digno de caja de cereal Maizoro, con el clásico diseño del velocista escarlata. Ok, soy geek ¿y que?.


Pero claro, el producto principal es el comic, y desde luego iba a leerlo. Y debo decir que me ha gustado mucho. Nunca habia comprado un comic de Flash que no estuviera ligado a un evento o fuera una miniserie (Flash Rebirth o Blackest Night Flash me vienen a la mente), y veo que nuevamente Johns hace su magia con los personajes de la edad de plata, entregandonos un primer número muy en el espiritu del relanzamiento que hizo de Green Lantern hace ya 5 años: Aquí tenemos a Barry Allen retomando su vida, haciendo lo que sabe hacer tanto como policia forense, como superhéroe. Los elementos clásicos de Flash estan aquí: Iris West, los Rogues, Central City, etc. Y claro, no podría estar completo sin unas buenas páginas de acción cinética, demostrando que Flash es mucho mas que “el de la Liga que corre rápido”.


Con todo, el número adolece de algunas fallas, como la obsesión por enfatizar la ironía de que aun siendo el Hombre Mas Veloz del Mundo, Barry llegue tarde a sus citas.


Quizá el detalle que menos me gustó, es que desde este numero se nos pronosticara ya un evento para el 2011 titulado Flashpoint, que aparentemente contará con arte de Andy Kubert. Esto a través de un teaser muy al estilo del que uso Johns cuando se anunció Blackest Night al final de Sinestro Corps War. Sí, estoy conciente que levantar expectativa es bueno para el negocio, pero me hubiera gustado que por lo menos hubieran dejado un arc de Flash sin adulterar la expectativa de que ya va tener un megaevento.

La pregunta que tengo ahora en la mente es ¿continuaré comprando el título?


Nunca he sido realmente fan de Flash, pero me declaro admirador del trabajo de Johns, así que probablemente le de oportunidad al primer arco de historia. Ya veremos si Flash se aparece en esta columna el mes que entra.


Calificación: 9 de 10 Flash Facts.



OTROS TITULOS


Dead@17: The Witch Queen #2

Josh Howard



Continua el viaje de Nara Kilday en el purgatorio, quien tiene un reencuentro con la trágica villana Violet, y se revela que la organización del Zodiac tiene pecados en su pasado que son bastante difíciles de perdonar, como el que hayan usado a Violet como una distracción ante Bolabog para proteger a Nara. La verdadera amenaza de esta mini, parece ser la mítica primera mujer de Adan; Lilith, quien ahora tiene en su poder a la otra parte del dúo de Gemini, Asia Black, quien por ahora la sirve de sustento. Y Bolabog está de regreso, aunque no en la mejor forma.


Hasta el momento, esta miniserie no ha logrado atraparme tanto como las anteriores, puesto que el desarrollar toda la trama en el purgatorio hace un poco tediosa la lectura. Se extraña la presencia de otros personajes y escenarios mas diversos, quizá mas familiares para el entorno de Nara.

Josh Howard ha dejado en claro que esta mini es una transición hacia su arco final (aun sin titulo), y entendiendola en ese contexto se justifica el setting, pero la ejecución no ha sido exactamente lo que esperaba.


En el apartado del arte, no podría decir que hay queja, porque sigue entregando dibujos bastante sólidos y buenos diseños, aunque un poco mas de ganas en los fondos no vendría mal.


Calificación: 8 de 10 sangrías.



Ultimate Comics Avengers #1

(Ultimate Comics Avengers #1-2)

Mark Millar y Carlos Pacheco


Después de que cierto autor se encargara de convertir un delicioso platillo comiquero como lo fue la franquicia de los Ultimates en la mas hedionda y repulsiva pieza de CACA que el mundo haya visto; Mark Millar regresa al equipo que le dio un nuevo sentido a la palabra “espectacular” en el universo Ultimate.


Atrás quedó la olota de ultimátum y la loquera de mandar a Nick Fury al universo del Squadron Supreme, y ahora con todo y que Carol Danvers sigue al mando de lo que queda de SHIELD, su consejo se vuelve invaluable para reunir nuevamente a los Ultimates.


Millar vuelve a darle una vuelta de tuerca a la historia de los Avengers, en específico al Capitan America y su relación con Red Skull, quien ahora resulta ser su hijo!!!.

Los dos números están cargadísimos de escenas de acción y Pacheco hace su mejor esfuerzo por emular el estilo hiperdetallado de Hytch. No lo hace mal, pero definitivamente NO es Bryan Hytch.

Con un Capitan America AWOL y en búsqueda de Red Skull y un nuevo equipo de Avengers, la acción apenas empieza.


Le falta algo del punch de los primeros dos volúmenes, pero aun así un mal día para los Ultimates de Millar son mucho mejor que todo lo que hizo Jeph Loeb. ´Nuff Said.


Calificacion. 9 de 10 dermatitis coloradas.

jueves, 15 de abril de 2010

ESTA SEMANA RELOADED # 23



TITULOS DE DARK REIGN


Mighty Avengers #12

(Mighty Avengers #22-23)

Dan Slott y Koi Pham


Estos dos numeros nos cuentan la reunión de un nuevo equipo de Avengers y su primera misión contra una amenaza mística en la forma de Chton quien ha ocupado el cuerpo de Quicksilver. Todo esto mientras tenemos el misterioso regreso de Scarlet Witch, quien de hecho fue quien ha estado reuniendo a los Pym Avengers contra este enemigo. Aunque tal misterio es rápidamente revelado al final del número.

Esta historia se siente como las clásicas aventuras de los Avengers antes de la deconstrucción de Bendis, pero enclavadas en el marco del nuevo status quo de Dark Reign. En ese sentido Slott hace un buen trabajo, pero pareciera que la falta de coordinación entre proyectos hace que la trama parezca anacrónica y pierda algo de impacto. Por ejemplo, aquí Tony Stark está activo y operando, siendo que en su título regular está a punto de perder unos cuantos puntos en su IQ.

Y si nos ponemos quisquillosos ¿Por qué Hulk cree que Stark voló el planeta Sakaar si ya se estableció que quien lo hizo fue Miek?

Un comic disfrutable, pero que parece quedarse corto ante las expectativas que un escritor del calibre de Slott había generado. Un punto en contra, referente a la edición mexicana: En lugar de la portada desplegable del original, el dibujo se partió para imprimirse en la segunda de forros. Una falla menor, pero falla a final de cuentas.

Calificacion: 8 de10 hechiceros incoherentes.


Dark Avengers #3

Brian Michael Bendis y Mike Deodato


La primera mission de los Dark Avengers resulta que les hace honor a su nombre: oscura. Apropiadamente, el primer personaje importante en ser salvado por este grupo de lo peor de lo peor convertido en los Heroes Mas Poderosos de la Tierra resulta ser nada menos que el Dr. Doom, quien no pudo solo contra el despecho de una de las hechiceras mas poderosas: Morgan LeFay, la cual usa su habilidad para viajar en el tiempo y tener mas vidas que un gato. O así parece hasta que Doom y Osborn usan su propio truco en su contra.

Como segundo argumento, tenemos a Tommy Lee Jones, digo, Osborn manipulando la patéticamente frágil psique de Sentry y su miedo al Vacío.

Numero clásico de Bendis en cuanto a su trama, pero por lo menos sus diálogos no sonaban como de retrasado mental, así que puntos para el.

Lo mejor de este comic: El arte de Mike Deodato quien logra dibujos espectaculares y dinámicos sin sacrificar el tono oscuro de la serie.

Calificacion: 8 de 10 kilos de hamburguesas con todo.


DarK Reign Fantastic Four #2

Jonathan Hickman y Sean Chen


En el número anterior y para no variar, uno de los inventos de Reed pone de cabeza a la primera familia superheroica de Marvel. Mientras Richards analiza diferentes realidades alternas para tratar de corregir el estado en que se encuentra el mundo durante Dark Reign; los demás miembros del equipo viajan también a diferentes realidades en las que los personajes mas destacados de Marvel aparecen en escenarios medievales y hasta de piratas.

Todo eso deja solamente a los dos hijos de Sue y Richards como los únicos capaces de enfrentar la amenaza de los soldados de Hammer, quienes llegan al edificio Baxter a…dejarles un aviso por escrito a los Fantastic Four.

Bueno no eran una amenaza tan grave después de todo.

Me gustó esta miniserie porque me agrada la dinámica de los FF, aunque en este número Hickman hace ver mucho mas madura y lista a Valerie que a su hermano mayor, Franklin, quien le lleva algunos años de diferencia.

Ah! Y por un momento me saco de onda un dibujo de las varias realidades que Richards anda fisgoneando. Dicha ilustración en un primer momento me pareció la fantasía yaoi de alguna fangirl del Captain America y Iron Man… ‘nuff said.

Calificacion: 9 de 10 realidades fantásticas.


OTROS TITULOS


Ultimate Comics Spiderman #1

Brian Michael Bendis y David Lafuente


Después de disfrutar todo el run de Stuart Immonen en el Omnibus de Ultimate Spiderman, y de sobrevivir las cochinadas de Loeb en Ultimatum, tenemos el relanzamiento tempranero en Mexico del título que creó el universo Ultimate, ahora con el titulo de Ultimate Comics Spiderman.

Nuevo status quo con un brinco de seis meses respecto al ultimo numero publicado, en el que nos encontramos a Peter trabajando como dependiente en un restaurante de comida rápida, a Gwen y Peter de nuevo como pareja (y ella viviendo con Peter y la Tia May en su casa), además de la aparición de un nuevo villano y aparentemente un nuevo vigilante mas brutal que el arácnido, quien por cierto ahora es querido y aceptado por el publico en general, gracias a los editoriales de Jameson quien ha pasado de defenestar a Spiderman, a encumbrarlo como héroe.

Tambien comienza a gestarse una dinámica similar aquella caricatura ochentera de Spiderman And His Amazing Friends, ya que Human Torch ha pedido refugio en casa de los Parker, luego de que lso Fantastic Four se desbandaran.

Debo decir que al principio los dibujos de Lafuente me cayeron como patada en el hígado por la cabeza de melón que le dibuja a Spidey y sus trazos pseudo manga, pero poco a poco le fui agarrando el gusto, especialmente por el cambio de look a Mary Jane, que la hace ver mas fuerte e independiente.

Una anécdota real respecto al dibujo: Cuando compre este comic, regresaba de comer a la oficina. En el elevador me encontré a un compañero, quien vió la portada y me dijo: “¿Es Spiderman de niño?”.

En cuanto a la trama, Bendis parece sacar verdadero provecho del relanzamiento y fiel al espíritu ultímate de que todo puede pasar, nos entrega una aproximación diferente y arriesgada de Spiderman. Bien por Bendis.

Calificacion: 9 de 10 Spider-kids.


Daredevil #34

(Daredevil # 106)

Ed Brubaker y Paul Azaceta.


Este número es un claro ejemplo de un “número de transición”, porque nos presenta los daños que dejó en Matt la historia anterior con Mr. Fear y su esposa Milla.

Básicamente Matt Murdock se la pasa lloriqueando todo el número, y lidiando a su particular manera con su tragedia: Golpeando criminales como Daredevil.

Esa trama la verdad ya la siento muy choteada, pero lo que salva al número en cuestión es el desarrollo de los personajes de apoyo y, tal como sucede en la vida real, las repercusiones que la ordalía de su amigo ha dejado en sus propias vidas. Particularmente disfruté mucho la caracterización de Ben Urich, cayendo en prácticas similares a las de su ex jefe, J.J. Jameson, pero por razones muy diferentes.

Como una pieza de desarrollo de personajes, este número funciona bien, así que no esperen ver much acción por el momento.

Calificacion: 9 de 10 copias de Devil May CRY.


Thor #16

(Thor #600)

J.Michael Stracinsky, Oliver Coipel,Marko Djurdjevic, Stan Lee, David Aja y Chris Giarusso.


De un tiempo para acá, Marvel ha agarrado la moda de “renumerar” sus títulos para hacer números especiales, cargados de extras y por supuesto con un “cargo ($) extra”.

Desde luego esto no obedece mas que a una estrategia de ventas, y como veo que les funciona bien no creo que la abandonen pronto. Pero sí es desconcertante que de repente un comic que va en el numero 12 (como el anterior de Thor) se convierta en el 600!!!.

En fin. El detalle es que a veces el contenido adicional no es muy bueno, y no justifica el aumento de precio (en ocasiones son reimpresiones de historias clásicas, uno que otro pin-up,etc.)

En el caso de este Thor #600, puedo decir que aunque presenta varios gimmicks de sobra conocidos para un numero de “aniversario” -así entre comillas, porque numéricamente este no podria ser el número 600, si consideramos que el primer número de Journey Into Mistery no presentaba a Thor- la verdad es que este especial vale mucho la pena.

Para empezar, la historia principal nos revela como Loki ha traido de vuelta a la vida a Bor, el padre de Odin, y por consiguiente el abuelo de Thor. Pero desde luego que Loki no planeaba una bonita reunión familiar. Mas bien, con uno de sus hechizos confunde la mente del dios y hace que vea monstruos y enemigos en todas partes de la ciudad de Nueva York, y cree que ellos mataron a su hijo Odin.

Jane Foster le avisa a Blake que hay un guerrero que parece asgardiano en la ciudad y Thor se lanza en su búsqueda, esperanzado de que también pueda revivir a su amada Lady Sif. Pero Bor, bajo el hechizo de Loki se lanza a una titánica batalla contra el Dios del Trueno, quien también es afectado por el hechizo y no entiende nada de lo que Bor dice.

Y vaya pelea!!!. El trabajo gráfico de esta secuencia corre a cargo de dos ilustradores: Coippel se encarga de las escenas “reales” y Djurjevic de las escneas en “Loki-vision”. La pelea es brutal y Thor llega a la conclusión que no podrá detenerlo solo sin matarlo, así que exclama a todo pulmón: “Avengers Assemble!!!”, pero su llamado es respondido por el equipo de Dark Avengers de Osborn, quien solo complica mas las cosas.

Al final Thor logra acabar con Bor, justo en el momento en que un muy manipulado Balder y Loki llegan a su lado. Loki revela a Thor la identidad del atacante, y el propio Balder dice que el castigo para aquel que asesine a un dios es el exilio.

De vuelta en Asgard, Thor es efectivamente exiliado, pero el sabe quien estuvo detrás de todo esto y lanza una velada advertencia a su medio hermano (ahora hermana)

Pero los planes de Loki no acaban ahí. Ahora que Thor ya no está, empieza a sembrar en los incautos asgardianos la espina de mudarse a una tierra muy parecida a la de su antiguo mundo, con bosques, nieve y castillos: el lugar “mas feliz de la tierra”: LATVERIA!!!.

Como extras a esta edición tenemos una nueva historia corta escrita por Stan Lee, donde en su clásico estilo hace que Thor comprenda su importancia como héroe en el universo Marvel. Hay también una galería con las 600 portadas (cada una a tamaño microscópico, la verdad).

Y la cereza del pastel: Un minicomic con los siempre gustados Mini-Marvels de Chris Giarusso.

En general este comic redondea una gran historia, y el futuro para el dios del Trueno se ve bastante incierto toda vez que con este numero le entra de lleno al Dark Reign.

Calificación: 10 de 10 “abuelicidios” (ni busquen la palabra, yo me la inventé)


Invincible Returns One Shot

Robert Kirkman, Ryan Ottley y Corey Walker


Con algo de retrasos en este año, pero la historia de Invincible continúa a paso firme, aunque de vez en cuando se pega alguno que otro resbalón.

Tal es el caso de esta edición, que tiene la intención de ser el puente hacia el siguiente arco largamente anunciado en Invincible: The Viltrumite War.

Quien sabe por qué a Kirkman se le ocurrió que el material de este número ameritaba una edición especial con múltiples portadas y todo. El comic cuenta con dos partes: La primera ilustrada por Ryan Ottley como de costumbre, y es una continuación directa del número 70. El meollo de esta primera parte es que Mark se arrepiente de andar matando villanos y necesita un “cambio”; así que a sugerencia de su sastre, regresa a su antiguo traje con algunas modificaciones menores. Al menos el final de esta parte vale la pena, ya que Allen The Alien y Omni-Man están de regreso y han reclutado a Mark para ayudarles a luchar contra los vlitrumite de una buen vez.

La segunda sección, dibujada por Corey Walker, es un recap de lo mas relevante que le ha pasado a Invincible desde el inicio de la serie y su relación con los viltrumite. Así vemos escenas conocidas como la pelea entre Invincible y Omni-Man, su reencuentro en el planeta hogar de su medio hermano Oliver, la pelea contra la viltrumite que vino a la tierra, la llegada de Conquest y la aparente muerte de Atom Eve. Todo eso dibujado ahora por el primer trazador de Invincible y cocreador del concepto.

El recurso narrativo de Kirkman para presentar esta segunda parte de la historia fue un diálogo entre Atom Eve y Mark, donde se establece que ella se quedaría en la Tierra, mientras que Mark acompaña a su padre a la tan esperada guerra.

Para mí, este numero bien pudo haber sido parte de la serie regular sin ningun problema, pero como técnicamente hubiera sido el número 71 y no un “milestone” (70, 75 u 80, por ejemplo) tal vez no era suficientemente atractivo desde el punto de vista del marketing.

Como sea, Mark esta de vuelta en su traje clásico y uno de los momentos mas esperados por los fans de Invincible está por comenzar.

Calificación: 8 de 10 cambios de vestuario.

Batman And Robin # 11

Grant Morrison y Andy Clark


Poco a poco nos acercamos al momento en que Bruce Wayne estará de regreso en nuestro tiempo, y este número prepara el camino a ello. No sé por que, pero cuando leo personajes como William Hurt no puedo evitar sentir cierta aversión por ellos por recordarme la controvertida historia de Batman RIP.

Por otro lado, Morrison contesta una de mis dudas respecto a lo de los pasajes secretos en la Baticueva y el temblor de Cataclismo (creo que no fuimos pocos los que pensamos en eso). Además el misterio se profundiza, ya que si lo que piensa Damian es cierto, el tal Oberon Sexton podría ser Bruce Wayne!!!.

Pero lo mas interesante de este comic es la forma en que Talia ha tomado control del cuerpo de su hijo, y ahora tiene la ayuda de un inesperado enemigo de Dick Grayson desde sus tiempos con los Teen Titans: Deathstroke!!!

Esa si no la veía venir, y creo que es un elemento interesante en la historia.

El dibujo de Andy Clark me está gustando bastante, con todo y que no sea mi primera opción para ilustrar una historia de Batman.

Por cierto, debo de aprender como se llaman las jugadas del dominó, porque ya me di cuenta que solo sé poner las fichitas.


Calificación: 9 de 10 “mulas del seis”

Superman: Secret Origin #5

Geoff Johns y Gary Frank


De todos los números publicados, este ha sido para mi el mas flojo en cuanto al guión, no así el dibujo de Gary Frank que sigue haciendo un muy buen trabajo.

Johns maneja una constante en todas sus historias de orígenes: replantear elementos del pasado del héroe en turno para que se hilen con lo que el mismo está (o estuvo) escribiendo en el título principal de dicho héroe. Así tenemos la inclusión de Atrocitus y Black Hand dentro del origen de Hal Jordan como Green Lantern, o la revelación del Profesor Zoom como el asesino de la madre de Barry Allen en Flash Rebirth. Y ahora Johns introduce dentro de su versión del origen de Superman al General Lane, en un rol muy parecido al que ocupa el General Ross en las historias de Hulk.

Debo admitir que salvo por el evento de New Krypton, hace rato que no leo los titulos regulares de Superman, pero con la magia de los internets mas o menos me he enterado de lo que pasa. Por eso sé quien es el General Lane y por ello me parece algo forzado meterlo en la historia del origen replanteado de Superman. Sí, mas forzado aún que lo de Atrocitus o Zoom, que de alguna manera logró que se sintiera como algo mas orgánico que en esta miniserie.

Por otro lado la acción no faltó en este número; tenemos a Superman salvando gente desde luego, y una pelea de la cual no sale muy bien librado contra la nueva (vieja?) versión de Metallo.

Estamos a un número de terminar la miniserie y pienso que el final ya es mero trámite para terminar la historia, porque en los números anteriores Johns parece haber dicho todo lo que tenía que decir sobre el origen del ultimo hijo de Krypton.

Calificación: 8 de 10 vueltas de tuerca.

lunes, 12 de abril de 2010

MENTAL JACKET: KARMIX Y LOS COMICS EN MEXICO.

En esta ocasión no se trata de una reseña sobre algún comic en particular. Mas bien quiero contarles como me ha tocado vivir las diferentes publicaciones en español de los comics de Marvel, DC, Image, y otras editoriales que nos han llegado a través de diferentes compañías a nuestros puestos de revistas.

Ojo. Esta columna no es, ni pretende ser un recorrido histórico por TODAS las publicaciones que han llegado a México, desde los míticos tiempos de La Prensa, MACC, o Novaro. Para ello hay muy buenos artículos en otros blogs, como el de La Covacha, que han hecho una gran labor sobre este tema. Lo que si van a encontrar aquí es como le ha tocado a Karmix vivir, disfrutar y a veces sufrir las diferentes etapas de este adictivo medio publicado en nuestro idioma.


IN THE BEGINING…


Antes que nada, les comento que apenas estoy iniciado mi tercera década de vida; en efecto, soy un hijo de los Ochentas, porque crecí como muchos de ustedes durante ese decenio que nos convirtió a muchos contemporáneos en una generación parteaguas en muchas cosas: Somos quizá la primera generación de adultos jóvenes que verdaderamente crecimos con videojuegos, al tiempo que aun era la neta jugar con la avalancha, la “bicla” y otros juguetes. Somos también aquellos que de niños no tuvimos Internet y nuestras fuentes de entretenimiento e información eran la televisión, el cine, y desde luego los “cuentos”.


“Cuentos”… Esa palabra es la que usaba mi mamá cuando se refería a los comics, y supongo que mucha gente así lo decía también. Desde niño me gustaba mucho leer, de hecho aprendí desde antes de entrar a la primaria a leer aceptablemente, mucho mejor que con lo que nos enseñaban en el kinder, gracias en buena medida a mi papá. No recuerdo exactamente porque un día mi mamá me compró un “cuento” del primer superhéroe que tuve memoria: El Asombroso Hombre Araña. Desde luego yo conocía a Spiderman por las caricaturas y sabia que existían otros superhéroes, pero Spidey tenía algo que me llamaba mucho la atención. También ya antes me habían comprado otro tipo de cuentos, como La Pequeña Lulu, Pato Donald o hasta el Memin Pingüin.

En ese tiempo era Novedades la editorial que producía los títulos del Araña en nuestro país. Por lo que me enteré años después, yo ya no tuve el gusto de vivir la época de oro de Novedades en la que tuvo varios títulos en el mercado, y debido a la crisis del 82 tuvo que quedarse solo con el de Spiderman.

El primer comic que recuerdo de Spiderman desafortunadamente ya no lo tengo, y mi memoria no es tan clara como para saber que número era. Solo recuerdo que era uno donde el villano en turno era Spot, conocido como La Mancha, y aparecían Mary Jane y la Tia May.

En ese entonces yo no “coleccionaba”. Los “cuentos” eran una forma de entretenimiento realmente barata (algo de lo cual ya no podemos presumir) y hasta cierto punto desechable. Yo cuidaba bien mis “cuentos”, pero fueron varias las ocasiones en que mi madre en alguna forma de castigo me rompió varios en mi cara cuando me llegaba a portar mal (hoy dia se arrepiente de ello, porque entre los caídos se encontraban números que con todo y ser en español, ahora son apreciados por coleccionistas). Otros simplemente eran olvidados o guardados en los lugares mas inverosímiles como una lavadora vieja y arrumbada donde años después encontré varias joyitas.


Durante esa primera etapa como lector de comics, mi dieta básica consistía en un Memín semanal y un Spiderman mas o menos quincenal (no lo compraba regularmente, porque…bueno, yo no compraba nada, me daban el dinero para ello). En los puestos de revistas había también otro comic de Spiderman: El Asombroso Hombre Araña Presenta, del cual solo compré en su fecha de salida algunos números. Así conocí mas del Capitán América, Iron Man, Thor, los Fantastic Four, y los Avengers en general.


También en los puestos veía otros comics mas pequeños que no me llamaban mucho la atención: Superman y Batman; la versión de Vid de media carta.

Así transcurrieron varios años, en los que los comics que compraba iban a parar a algún cajón de donde salían con regularidad para ser releídos, especialmente uno que a la fecha poseo y está maltratado de tantas leídas: un Spiderman dibujado por Erick Larsen con Venom en la portada.

Lo que no sabía es que un evento estaría próximo a cambiar mis hábitos comiqueros para siempre.


LA CAIDA DE UN HEROE…EL NACIMIENTO DE UN GEEK


Ese evento fue el que indujo a muchos a este apasionante mundo: La Muerte de Superman. Al igual que muchos, vi la noticia en la tele y en algún periódico: Superman Murió!!! Como era eso posible???. Mi conocimiento sobre Superman se reducía a las películas de Christopher Reeves, la serie ochentera de Superboy y a la serie animada de los Superamigos y no podía entender como es que lo habían matado.


Mi curiosidad pudo mas que yo y con sacrificios ahorre para comprar el tomo. Fue una revelación para mí, el tamaño del comic, la cantidad de números, de personajes, y sobre todo el dibujo en su momento me pareció impactante. Sin embargo por cuestiones económicas no pude seguir comprando los tomos que explicaban que pasaría después.

Fue hasta que estuve en la preparatoria, cuando una serie de TV me llenó el ojo como a muchos: X-Men. Había conocido a los X-Men en un capitulo de la serie Spiderman And His Amazing Friends, y hubo un personaje que se me quedó grabado en la memoria: Wolverine.

Cuando la serie de Fox-Saban se empezó a emitir en televisión abierta, mi gusto por las historias de los personajes fue en aumento. Al poco tiempo empezó a circular la primera publicación de Marvel México (Intermex) titulada X-Men Adventures, la adaptación en comic de la serie animada. Así comencé a comprar uno que otro número, porque los dibujos me encantaban. Después Marvel México traería el título que inició de manera definitiva mi hábito de comprar, leer y coleccionar comics: X-Men Flip Book.


Con XMFB me di cuenta de que la historia real de los X-Men difería de la de la serie animada, y me atrajo mucho mas que esta última. Decidí entonces adentrarme más en este mundo y compré también su siguiente publicación: Fantastic Four Flip Book.


Para ese momento conocí a un amigo de la prepa que le gustaban mucho los comics, fue por el, y por las famosas Pepsi Cards que conocí la existencia de un universo Marvel, un universo DC y sus habitantes mas representativos.

Así, con todo y las limitantes presupuestales inherentes a un estudiante de preparatoria de gobierno, comencé a hacerme de muchos comics publicados antes de que decidiera coleccionar.

Fue una etapa interesante como comiquero, porque era hacer verdadera arqueología para rastrear puestos donde vendieran revistas atrasadas y era un gusto encontrar tal o cual número que me habían recomendado o que me había perdido de alguna historia. Durante ese tiempo era mas Marvel Zombie que DC Fan, así que mi búsqueda se enfocó en aquellos tomos que Vid publicó sobre X-Men como Atracciones Fatales, Gambit, Fantastic Four VS X-Men, Grandes Batallas de los X-men, y otras series como Maximun Carnage.








También con tiempo y esfuerzo compré muchos mas números de Novedades de los que compré cuando era niño, sobre todo de un artista que para mi era lo máximo: Todd McFarlane. También rastrée todos los comics de Spiderman que publicó Vid, antes de perder los derechos con Marvel México.


Ahora que escribo estas líneas, esas ediciones de Vid tenían un elemento que ayudó mucho a alimentar al fanboy que llevo dentro y que por desgracia es una práctica que se ha perdido en las actuales publicaciones en español: las columnas informativas. En una época en que no había Internet, las columnas de Uriel Duran, J.G. Holguín, Martin Arceo y compañía eran el punto de partida para saber mas sobre los comics y desde luego para buscar dichas historias.


LEER EN INGLÉS TIENE SUS VENTAJAS… SER OTAKU, NO MUCHAS.


Para entonces, la colección se empezó a hacer mas grande entre los números atrasados que compraba y las publicaciones de Marvel Mexico que seguía religiosamente, incluyendo el regreso de Spiderman a los puestos de revistas.


Y fue también el momento en que conocí una tienda de la que soy cliente a la fecha: Comicastle, o ahora Fantástico. Gracias a ello comencé a comprar comics en inglés, aprovechando que para ese tiempo ya dominaba el idioma lo suficiente para entender un comic. No quiero desviarme mucho del tema, pero me pareció importante mencionarlo, porque con el hecho de leer comics en inglés, el comprarlos en español tenía un sabor diferente.


Obviamente y salvo algunas excepciones, los comics traducidos tienen un desfase de tiempo de publicación con los comics en USA; así que el hobbie de coleccionar los comics en español tenía ahora un nuevo elemento: “¿Cuántos números faltan para tal o cual historia?”, era la pregunta que nos hacíamos algunos cuates y yo, porque sabíamos que en USA un comic como, digamos X-men iba en el numero 50 y apenas andábamos por el 30 y tantos en México.

Por aquellos años, Marvel Mexico empezó a perder muchísima calidad en sus publicaciones, que si bien eran baratas, se imprimían en un papel muy pobre y carecían por completo de diseño gráfico y maquetación, al punto de aplicar una plasta negra con texto en blanco en aquellos globos que tenían una tipografía diferente o que requerían modificar títulos, onomatopeyas o exclamaciones.


Por ello no me tenté el corazón cuando publicaron espantosamente el final de Maximum Carnage (cada comic partido en cuatro y publicado como back up dentro de sus tres títulos) y armé mi propio TP de Maximum Carnage Vol 4, hecho en casita con los materiales que pude conseguir.


Y no fue el único, con algunas de las historias extras de Spiderman, me hice otro TP que titulé: Spiderman One Shot Specials.


A la fecha tengo por ahí otras páginas recortadas que no he empastado, pero que formaron otro bonito compilado, esta vez de Wolverine.


Y ya que hablamos de sus “ediciones especiales”(ahora si las oficiales), ¿como olvidar esa suerte de Trade Paperbacks de ínfima calidad, pero eso si muy baratos?


Esta pérdida de calidad fue un factor que me alejo del comic durante un breve periodo de tiempo.


El otro factor fue este:


Alrededor de 1997-98 mi “geekez” sufrió un cambio: Conocí el manga y el animé como forma de entretenimiento. Dragon Ball Z y las Guerreras Mágicas hicieron que muchos volteáramos los ojos al oriente en busca de nuevos héroes e historias, y hubo una publicación que ayudó mucho a difundir ese mundo como una suerte de contracultura, que al ser algo nuevo para los mexicanos, se convertía en algo “cool”. Esa revista era DOMO, y gracias a ella y a “comprarle” sus postulados sin cuestionarlos casi en lo absoluto, dejé los comics de Marvel , DC e Image para adentrarme en el mundo de Evnagelion, X-1999, Macross, Akira y otras más.


DOMO tenía una línea muy dura contra todo lo que no viniera de Japón, tildando de “aburrido y feo” al comic americano y sus tramas que nunca tienen un fin determinado, (a diferencia de la mayoria de los mangas). Fue la época en que en lugar de comprar el último número de X-Men, mi dinero servía para comprar un VHS con dos capítulos de Evangelion. Esa “senda del otaku” llegó a su fin cuando apareció en TV una serie que me hizo ver que no todo el anime era bueno ni “sofisticado”: Pokemon. Semejante ñoñada me hizo darme cuenta de que no todo lo que oliera a Japón era por deinifición superior a cualquier otra forma de entretenimiento.


THE RISE AND FALL OF THE VID EMPIRE


Poco a poco empecé a regresar a mis raíces comiqueras, pero conservando el gusto por el manga y el anime en títulos muy selectos.

Dejé de comprar las publicaciones de Marvel México, y empecé a adentrarme en la Distinguida Competencia (con Vid), y gracias al evento de No Man’s Land y a que en su momento un amigo me prestaba los tomo de Batman publicados por VID, mi atención y mi bolsillo se volcaron en Batman, Crisis En las Tierras Infinitas, la etapa del Superman Electrico, Final Night, etc. Queriendo conocer más del universo DC, comencé a rastrear ahora las ediciones que no compraba de VID cuando salieron: Hora Cero, El Regreso de Superman, La Broma Mortal, Panico en el Cielo, etc.


Entonces, para mi sorpresa y alegría, Marvel Mexico habia dejado de publicar, y los derechos volvían a Vid, quien retomaba sus titulos Marvel con X-Men, Spiderman y Avengers, dando un salto en la continuidad (algo que tristemente sucedía o sucede casi siempre que hay un cambio de editorial) y presentando una saga de la que ya habia comprado algunos números en inglés cuando fueron publicados: Onslaught.


Onslaught, para 1996 cuando se publicó en inglés y compre algunos títulos en el Castle, era algo espectacular para mi, y verlo publicado en español, aunque fuera dos años después y con la posibilidad de completar la colección me atrajo nuevamente al universo Marvel.

Para ese entonces ya estaba en la Universidad, y con todo y mi limitado presupuesto y muchos sacrificios, seguía la mayor cantidad de títulos que podía: Spiderman, X-men, Gen 13, Spawn, ediciones especiales como Spiderman Vs Venom, Spirits of Venom, y posteriormente los especiales que muchos esperabamos y que se perdieron en el cambio de editorial: The Phallanx Covenant y Age of Apocalypse. Hoy volteo a ver muchas de esas historias y parece que no han soportado bien el paso del tiempo, pero en esas fechas eran novedosas y muy llamativas.



El reinado y monopolio de Vid duró mucho tiempo, durante el cual redujeron drásticamente el número de páginas de sus publicaciones quincenales (de 32 a 24 ) con lo que se perdía una buena parte del contenido extra que era su sello particular y solo de vez en cuando ponían columnas informativas y la sección de preguntas y respuestas.

Por si fuera poco, incrementaban sus precios con cierta regularidad, haciendo mas difícil continuar las colecciones.

Durante la última etapa del monopolio de Vid publicaron muchos mas comics de lo que el mercado podía soportar, eso si, trayendo títulos con muy poca diferencia en tiempos con la publicación americana.

Para ese momento ya el Internet comenzó a volverse parte de mi día a día, y con ello las visitas a las páginas de Marvel, DC y desde luego a los foros como el que a la fecha es visita obligada: Comicastle. Ese acceso a la información me permitió conocer los comics mas actuales en USA, e incluso gracias al servicio de comics digitales de Marvel, que en su primera version se podian descargar y visualizar con un conveniente reproductor de su página, pude leer series como Origin, Ultimates, Ultimate Spiderman y varios mas.


Mismos títulos que al poco tiempo Vid trajo a nuestro país en su desnutrido formato de Ediciones Especiales. Y es que cuando retomó la licencia de Marvel sí trajo ediciones en formato TP, ya no tan grandes como los de su primera etapa, pero aun asi eran empastados, no engrapados. Con el tiempo, el precio y la economia no les permitio seguir produciendo TP’s, y se decantaron por “especiales” engrapados.

Con todo y las criticas que se ha llevado Vid en los ultimos años, gracias a ellos pude leer verdaderas joyas como el Daredevil de Kevin Smith y Joe Quesada, o el Punisher de Garth Ennis y Steve Dillon y claro; tesoros inconclusos como Planetary y Authority.


Para entonces mis gustos en comics se fueron haciendo mas selectivos y tras el horroroso reboot de Byrne en Spiderman, deje de comprar su titulo, así como X-Men posterior a la historia de Apocalypse The Twelve (aunque como me haria notar mi hermano, más o menos cuando los X-men fueron abducidos por un insufrible extraterrestre llamado Ejulp, fue cuando se notaba que los mutantes iban en franca decadencia).Solo compraba algunas cosas selectas como New X-Men de Morrison, que tristemente tambien quedó inconcluso en español.


Para mi el universo Marvel empezaba a perder chiste, salvo por todo lo Ultimate y algunas publicaciones aisladas.

Y entonces sucedió….


SPIDERMAN, UNA ESTRELLA MAS DEL CANAL DE LAS ESTRELLAS.


Tras muchos años de monopolizar el comic traducido en el país, Vid pierde una de sus cartas mas fuertes, las licencias de Marvel Comics, apostando todo su resto a la publicación cada vez mas abundante de mangas (de los cuales compré toda la colección de uno de mis placeres culpables: Saint Seiya) y descuidando cada vez mas los comics de DC.


De la Distinguida Competencia lo último que le compre a Vid, fueron la saga de Identity Crisis y dos miniseries previas a Infinite Crisis: Days Of Vengeance y Rahn/Thanagar War y el comic que me hizo voltear a Green Lantern, el hoy clásico Rebirth.


Entonces comencé a mantener por segunda vez una suscripción constante en Comicastle, incluyendo titulos de Batman, de la nueva serie de GL y otros mas para seguir de primera mano la miniserie de Infinite Crisis. Desencantado de Marvel, no añadí títulos de esta editorial a la suscripción, y cuando Vid perdió los derechos, decidi avocarme solo a DC por un tiempo.


Al poco rato, Televisa inicio sus publicaciones Marvel con un precio bajísimo en comparación de los de Vid: 15 pesos por comic mensual de 24 páginas, contra 22 pesos de uno de Vid. Al principio no me llamaron mucho la atención los nuevos comics de Televisa, porque su selección de títulos era muy… bizarra: Arrancaron con una serie titulada Spectacular Spiderman (con Humberto Ramos en el arte), un titulo bimensual de Amazing Spiderman, otro mensual de X-Men (a mitad de un arco del que no tenia ni idea y que dibujaba Salvador Larroca), un bimestral de Avengers (igual, a mitad de algún arco), otro mensual de Wolverine y extrañamente el Ultimate Fantastic Four desde su numero 1. Lo raro es que no hacia mucho que Vid había publicado los primeros 5 números de esa serie.



Mientras se publicaban historias como Sins Past y The Other en Spiderman, y Dissassemble en Avengers, yo seguía comprando únicamente comics en inglés y principalmente de DC, puesto que incluso antes del cambio de editorial, ya le había perdido la pista al Universo Marvel en general gracias a etapas tan mediocres como la de Byrne y Mackie en Spiderman y Claremont y Austen en X-men, que era lo mas popular de lo que publicaba Vid en su momento. Además, las críticas a los nuevos comics de Televisa no eran muy favorables.


Sí, eran mas baratos que los de Vid, pero la selección de títulos y el punto en que se empezaron a publicar no convenció a muchos; las ediciones mezclaban nombres en inglés y en español (Ojo de Halcón, Bruja Escarlata, Spiderman, Wolverine, Iron Man), mientras que con Vid ya nos habíamos acostumbrado a tener los nombres siempre en inglés. Y como olvidar el “escándalo” que se armó cuando un número de Spiderman: The Other llegó sin una página, mientras que otros comics tenían el “manchón editorial” (que no es otra cosa mas que el cuadro donde aparecen los nombres de los editores, traductores, registros, direcciones y otros requisitos legales para poder publicar) encima del dibujo de alguna página.


Con todo y críticas, en puestos de revistas empezaron a aparecer las nuevas ediciones especiales de Televisa; las cuales comenzaron con dos historias que NADIE esperaba ni quería: Spiderman India (una versión creada en dicho país adaptando a su cultura la historia de Spiderman, la edición era engrapada y a la fecha no la he adquirido, ni pienso hacerlo) y un especial de Thing Vs Hulk: Golpes Duros, de la cual tampoco se nada. Mas adelante me encontraría con que el formato de TP de 96 páginas regresaría por un tiempo con Televisa, presentando una nueva edición de Dark Phoenix Saga en dos tomos (curiosamente fue tambien una de las últimas ediciones especiales de vid, pero con ellos en formato engrapado y de a dos números por edición).

Pero también aparecieron dos tomos con un formato ligeramente mas pequeño que el americano, presentando la miniserie de House of M, de la cual había leído algunos artículos en la revista Wizard y en Internet, amén del buzz que causó en el foro de Comicastle. Las portadas de ambos tomos tenían tintas metalizadas en colores oro y plata y considerando el bajo costo, decidí darles una oportunidad. La historia me gustó en general y aun con el lapso de tiempo que dejé al universo Marvel, no me sentí perdido para nada en una telaraña de continuidad.


Televisa-Marvel también regresó a México un formato de publicación de comic que hace mucho no se veía: Comics Semanales, que lunes a lunes presentaban un numero nuevo de alguna miniserie, acortando los tiempos de espera para los lectores. Con este nuevo esquema llegaron las miniseries de Phoenix Endsong (que no me llamó la atención) y Marvel Zombies, que pese al ruido que hizo en su salida no me interesó mucho al principio. Mas adelante el formato semanal se convertiría en el vehiculo perfecto para la serie que definiría al universo Marvel para todo lo que restaba de la primera década del nuevo milenio: Civil War.


WHOSE SIDE ARE YOU ON?... I’M ON THE GEEK SIDE

Nuevamente, gracias al Internet y tambien a esa loable práctica del comic escaneado, ya había escuchado de y leído prácticamente todo Civil War al momento que inició su publicación en México. No voy a debatir la calidad de esta serie, pero no podemos negar que el evento le inyectó nueva vida a Marvel, tanto en USA como en nuestro país.

Ante el éxito de Civil War, la continuidad de la mayoría de los títulos de Televisa empezó a emparejarse, y comenzaron a traer más y más títulos, dentro de las posibilidades de nuestro mercado. Por ello y para ponerme al día con las nuevas historias, volví a la práctica de arqueología comiquera y comencé a rastrear algunos de los primeros números de Televisa, como el ya mencionado Avengers Dissassembled, Spiderman The Other, Daredevil y Astonishing X-men.



Marvel-Televisa se anotaría otro acierto con la creación de dos nuevos formatos de publicación, que a la fecha son de lo mas buscado en su catálogo y cada nueva edición es recibida con expectación y escrutinio por parte de los lectores: El Monster Edition y el Ómnibus.


El primero recibió ese acertado nombre por su primera edición que reimprimía en pasta suave, con un tamaño mayor al comic americano y buena calidad de papel la miniserie de Marvel Zombies, incluyendo una entrevista con Robert Kirkman y una muy criticada mini-galeria de portadas.


El siguiente Monster (que conservó ese nombre pese a que las siguientes ediciones no tenían nada que ver con “monstruos”) sería uno muy cotizado a la fecha: Civil War, recopilatorio de los 7 números de la mini principal (este tomo fue duramente criticado porque no solo presentaba el número 7 un mes ANTES de que se publicará en la serie semanal; además tenía una página que faltó en el número 6 y que el editor Giobanny Arevalo descaradamente anunció en su blog que el Monster si lo traería, esto obviamente sería visto como una sucia treta de mercadotecnia). Eso sí, el precio era inmejorable: 69 pesos por tomo.


Estos primeros Monster parecian indicar que la misión del formato era reimprimir a todo lujo las series mas vendidas de Marvel-Televisa, pero esa concepción cambió con el siguiente tomo, que fue el primero en presentar un precio mas elevado (139 pesos) por el gran contenido de páginas. Este tercer Monster nos presentaría de manera íntegra la miniserie de Civil War: Frontline en un único volumen, algo que ni en USA existe (Marvel recopiló dicho título en dos tomos).


El Ómnibus por su parte llegaría meses después, y desde su anuncio las expectativas eran altas. La idea original era que en seis de estas ediciones se cerraría el bache entre House of M y el brinco de continuidad que dio Televisa para publicar Messiah Complex en X-Men, junto con muchas miniseries que serían importantes para el desarrollo de tramas futuras (Deadly Genesis, The 198, entre otros).

El anuncio prometía mucho: Una enorme cantidad de páginas por tomo, PASTA DURA, una periodicidad bimestral y un precio bajo (no recuerdo si desde ese anuncio decia 199 pesos, pero es el precio que a la fecha tiene este formato). Cuando llegó el tan ansiado primer tomo, personalmente me sentí algo estafado. Sí, eran casi 500 páginas, sí traia como 20 comics, y efectivamente el contenido era el prometido (la mitad de los tie ins de House of M), pero lo de PASTA DURA era un engaño.


Muchos asumimos lógicamente que una edicion de “pasta dura” es un hardcover, con portadas en cartón grueso o cuero. Pero nó, el formato es mas bien un TP grandototote, pero según Giovanni “con las pastas MAS duras que un Monster”… sin comentarios.

Además, como a Televisa le resultó vender una portada variante de Civil War (con arte de Michael Turner), quizá por eso pensó que el mismo chiste se podría aplicar en el nuevo formato, y al poco tiempo de lanzar el primer Ómnibus, se relanzó el mismo con una nueva portada, esta vez con Spiderman al frente. Se dice en el medio que esta decisión fue un rotundo fracaso porque ¿Quién se gastaría otros 200 pesos en otro TP solo por tener una portada diferente?. Yo la verdad nó.

Después de ese tremendo resbalón, se pensó que el formato estaba por morir, ya que el siguiente ómnibus (con la segunda mitad de tie ins de House of M) tardó seis meses en publicarse, y no solo eso, en su blog Giovanni anunciaba que el contenido de los siguientes cambiaría respecto al plan original, con una nueva periodicidad cuatrimestral que solo sirvió para que se especulara que el formato no le había pegado como esperaba. El siguiente ómnibus, como lo advirtió Giovanni no tenía nada de X-Men. Fue un recopilatorio de la mayoría de los tie ins que faltaron de Civil War, con lo que Televisa-Marvel parecía exprimirle hasta la última gota a su vaca lechera.

Mientras tanto, las series semanales continuaron después de Civil War, y atrás quedaron los días de las miniseries en los semanales. A partir del éxito del evento de Millar y Mcniven, Televisa-Marvel utiliza a la fecha la serie semanal para publicar el megaevento del año (del año pasado, por cierto, porque mas o menos tenemos un año de atraso en las publicaciones nacionales, salvo por algunos títulos de los que hablaremos mas adelante). Planet Hulk y su secuela World War Hulk ocuparían el lugar del evento semanal, y Televisa-Marvel publicó una monstruosa cantidad de tie ins que en general poco o nada tenian que aportar al evento, cosa que los lectores tambien criticaron y demostraron con su bolsillo.

Eso provocó que con la siguiente macrosaga fueran un poco mas mesurados. Secret Invasion aprovechó que varios de sus tie ins se publicaron en los titulos regulares de Avengers, que ya publicaba Televisa-Marvel y con ello tuvo mas presencia sin necesidad de ocupar mas espacio en la serie semanal; lo malo es que la selección de tie ins no fue siempre la mejor y se quedaron fuera títulos tan interesantes como Incredible Hercules y en su lugar tuvimos que soplarnos bodrios como Miss Marvel.


Ahora con Dark Reign, mas que un evento tenemos un status quo que se ve reflejado en casi todos los titulos de Marvel-Televisa, y la serie semanal sigue trayendo mini series relacionadas a Dark Reign. Al respecto, creo que muchos lectores, yo incluido, ya aprendimos a no comprar todo el evento, sino solo lo que mas nos interese o mas nos guste (benditos sean los comics bucaneros, excelente herramienta para no comprar porquerias).

¿Y LA EDITORIAL VID, APÁ?

Pues mientras que con aciertos y errores, Marvel-Televisa vive su momento de bonanza, Vid ha estado en franca decadencia desde que perdió la licencia de Marvel. Y esto no lo digo yo nada mas, hay muchos blogs y foros que desde cuando estamos dando por muerta a la editorial de la hoja de parra. Y es que pareciera que cambió radicalmente la administración que los llevó a ser gigantes en el medio, y junto con un aumento de precios que fue cansando a sus lectores han tenido una de sus peores épocas.

No se trata de culpar a cierto tipo de público, pero parece que apostarle todo al manga no fue la solución a sus problemas cuando perdieron Marvel. Poco a poco fueron descuidando cada vez mas la publicación de comics americanos, incluyendo la editorial que los llevó a la cumbre: DC Comics. Aunque lanzaron JSA, JLA, Flash, Green Lantern ,Green Lantern Corps, Wonder Woman, All Star Batman Robin, All Star Superman como titulos regulares; relanzaron Superman (después de una pésima decisión de reimprimir sus comics en media carta) y trataron de poner en el mapa a Batman nuevamente con arcos tan populares como “Hush” (tras la misma estupidez de volver a los comics media carta) parece que no supieron aprovechar la buena inercia que Infinite Crisis les dejó.


Los comics empezaron a salir cada vez con mas retrasos (a mi no me importaba mucho porque lo que compro a la fecha de DC lo hago en inglés) y la calidad estaba por debajo de los de Televisa, al contrario del precio que sigue siendo mas alto que los comics de Marvel en español.

He leido que Paco Jimenez y compañía se escudan bajo el argumento de que son una editorial pequeña en comparación de Televisa, y desde luego que lo son, sobre todo con esa mentalidad. ¿Por qué si antes eran los mogules del comic traducido no pueden mantener una periodicidad decente?. Casi puedo asegurar que sus ganas de abarcar mucho y su falta de planeación financiera los han llevado a donde están.

Entre sus últimos descalabros estuvo la espantosa publicación de Sinestro Corps War, que salió en total desorden y con importantes retrasos; la inexplicable decisión de intentar lanzar el mediocre comic de Titans (de Jud Winnick ) como serie regular y perder la oportunidad de hacer historia con la publicación en Mexico de uno de los griales del comic americano: Watchmen.

Cuando la versión filmica de la obra de Alan Moore y Dave Gibbons se estrenó en nuestro país, Vid anunció sorprendentemente la publicación de la maxiserie, pero no en un solo tomo como todos esperábamos, sino en dos especiales con un precio de 150 pesos cada uno. De entrada, por 300 pesos se podía comprar la edición original en inglés, asi que no había ventaja por ese lado. Además Vid intentó levantar expectativas y ganancias al ofrecerlos en preventa con un botón y un poster.

El primer tomo lo compré como regalo para la Karmix-girl, porque como buen novio geek le habia hablado maravillas de Watchmen, amén de que me acompañó a ver la película. Así que aproveché y le di una hojeada.

Fue decepción tras decepción: La calidad del papel era espantosa, el color mal impreso en algunas páginas y la traducción muy pobre.

Los últimos aciertos que Vid ha tenido fueron la publicación de 300 en su tamaño original, que es mucho mas grande que un comic convencional, aunque con pastas suaves; y los tres tomos que completaron la etapa de Grant Morrison al frente de Batman, incluyendo en una edición similar a los Monster Edition de Televisa, el TP de Batman RIP (que me dicen, fue una muy buena edición, no así los dos tomos anteriores que tenian el mismo papel “cebollero” de los de Watchmen). A nivel de historia, Batman RIP no me gustó mucho, pero para los lectores mexicanos fue una grata sorpresa.

Actualmente Vid sigue dando patadas de ahogado, y parece sobrevivir a base de poner todo su catalogo de bodega (mucho del cual esta en pesimas condiciones) con descuentos del 50% durante varios meses. Ah! Y no olvidemos el ultimo y desesperado intento de capitalizar el éxito de los TP’s de Televisa Marvel: Los extraoficialmente conocidos como “recalentados de Vid”:

Que no son mas que un pegoste de varios números atrasados que idealmente forman una historia completa, bajo una nueva portada. ¿El detalle? Lo de pegoste es literal, se trata de comics completos con portada, contraportada, anuncios y articulos de la época en que se publicaron. Y tambien algo han de sacar de vender los comics de Marvel-Televisa en sus tiendas… irónico, ¿no?

La cereza en el pastel: Vid ahora vende a través de sus tiendas el disco de un “cantante” llamado Mane, el cual es ni mas ni menos que el hijo del dueño de la editorial (Manelick de la Parra), algo severamente criticado y muy mal visto por los lectores. Porque no solo es un producto que nada tiene que ver con lo que les dio de comer por tantos años, sino que ademas, en una época en que el nepotismo, amiguismos y compadrazgos son lastres que se ven en la politica, las empresas y hasta en el futbol; el usar las tiendas Vid para vender el disco del tal Mane, es un clásico ejemplo del junior que le saca ventaja a la empresa de “papi”, a costa del éxito de la misma y de sus clientes.

LO ULTIMO DE MARVEL-TELEVISA.

Al momento de escribir estas lineas, Marvel-Televisa está en plena publicación de Dark Reign, terminó la serie de Ultimate Spiderman (después de retomarla donde Vid la dejó), publicó con altibajos la segunda y tercera temporadas de Ultimates y el infame evento de Ultimátum (Ahora tenemos en Abril el relanzamiento del universo Ultimate con Ultimate Comics Spiderman y Ultimate Comics Avengers).

Además tuvimos ya la publicación completa de arcos muy actuales como Old Man Logan , el titulo regular de Thor (que recomiendo ampliamente)y los últimos numeros del Cap antes de Reborn (que tambien viene para Abril).


No todo ha sido éxitos para Marvel-Televisa: Recuerdo la cancelación de Punisher MAX, cuya publicación fue una gran idea, de no ser por la risible traducción del lenguaje soez de los personajes; o la aun llorada desaparición del Marvel Clásico, que en un principio fue recibida con agrado pero que cayó del altar cuando se publicó la Guerra Kree-Skrull en formato serializado dentro de su páginas.


Aún asi, y con todo y crisis, Televisa-Marvel ha conseguido editar muchísimos comics, y mantener un catalogo constante. Quizá, desde mi punto de vista, le falta explotar mas las ediciones Monster y Ómnibus, en las cuales ha habido tambien acertadas decisiones:

-Los Monster de Secret War, The Initiative, Original Sin, Marvel Zombies Vs Army of Darkness y el que nadie esperaba, pero que fue una grata sorpresa: Haunt Of Horror.


-Los Ómnibus de Civil War, Amazing Spiderman (para los que lo siguen, a mi no me importó mucho) y Ultimate Spiderman.

Y por supuesto errores inolvidables:

-La decisión “por causa de fuerza mayor” de no publicar el Monster de The Dark Tower y en su lugar ofrecer una miniserie que nadie quería de Spiderman.

-Los ómnibus perdidos de las miniseries de X-Men, que seguramente ya no verán la luz.

EPÍLOGO.

Y con esto llegamos al final de este artículo. Ya para terminar, lo que espero para el futuro de los comics traducidos en México es que Marvel-Televisa siga cosechando éxitos y no se duerma en sus laureles como le pasó a Vid; y hablando de ellos, una de dos: O se acaban de morir y les ceden los derechos de DC a alguna otra editorial (Televisa, o quien sea) para que los lectores que no tienen acceso a un Comicastle puedan dfisfrutar de mejor calidad en los comics de DC y otras editoriales; o se ponen las pilas y a chambear.

Por cierto; olvide mencionar que sin previo aviso tuvimos la suerte de tener en dos tomos la publicación de otro parteaguas del comic mundial: Maus de Art Spiegelman. Y no llegó ni por Vid, ni por Televisa, sino por una editorial poco conocida en el medio: Emecé. Por supuesto esto no implica que automaticamente haya un nuevo competidor en el mercado, pero sería muy bueno tener mas opciones para los comiqueros mexicanos.


Muchas gracias por dedicarle un tiempo a leer mis debrayes, y espero que les haya gustado y que les haya sacado una sonrisa al recordar otros tiempos.

Y por el puro gusto, me despido como lo hace el buen Stan Lee:

Excelsior!!!