lunes, 12 de abril de 2010

MENTAL JACKET: KARMIX Y LOS COMICS EN MEXICO.

En esta ocasión no se trata de una reseña sobre algún comic en particular. Mas bien quiero contarles como me ha tocado vivir las diferentes publicaciones en español de los comics de Marvel, DC, Image, y otras editoriales que nos han llegado a través de diferentes compañías a nuestros puestos de revistas.

Ojo. Esta columna no es, ni pretende ser un recorrido histórico por TODAS las publicaciones que han llegado a México, desde los míticos tiempos de La Prensa, MACC, o Novaro. Para ello hay muy buenos artículos en otros blogs, como el de La Covacha, que han hecho una gran labor sobre este tema. Lo que si van a encontrar aquí es como le ha tocado a Karmix vivir, disfrutar y a veces sufrir las diferentes etapas de este adictivo medio publicado en nuestro idioma.


IN THE BEGINING…


Antes que nada, les comento que apenas estoy iniciado mi tercera década de vida; en efecto, soy un hijo de los Ochentas, porque crecí como muchos de ustedes durante ese decenio que nos convirtió a muchos contemporáneos en una generación parteaguas en muchas cosas: Somos quizá la primera generación de adultos jóvenes que verdaderamente crecimos con videojuegos, al tiempo que aun era la neta jugar con la avalancha, la “bicla” y otros juguetes. Somos también aquellos que de niños no tuvimos Internet y nuestras fuentes de entretenimiento e información eran la televisión, el cine, y desde luego los “cuentos”.


“Cuentos”… Esa palabra es la que usaba mi mamá cuando se refería a los comics, y supongo que mucha gente así lo decía también. Desde niño me gustaba mucho leer, de hecho aprendí desde antes de entrar a la primaria a leer aceptablemente, mucho mejor que con lo que nos enseñaban en el kinder, gracias en buena medida a mi papá. No recuerdo exactamente porque un día mi mamá me compró un “cuento” del primer superhéroe que tuve memoria: El Asombroso Hombre Araña. Desde luego yo conocía a Spiderman por las caricaturas y sabia que existían otros superhéroes, pero Spidey tenía algo que me llamaba mucho la atención. También ya antes me habían comprado otro tipo de cuentos, como La Pequeña Lulu, Pato Donald o hasta el Memin Pingüin.

En ese tiempo era Novedades la editorial que producía los títulos del Araña en nuestro país. Por lo que me enteré años después, yo ya no tuve el gusto de vivir la época de oro de Novedades en la que tuvo varios títulos en el mercado, y debido a la crisis del 82 tuvo que quedarse solo con el de Spiderman.

El primer comic que recuerdo de Spiderman desafortunadamente ya no lo tengo, y mi memoria no es tan clara como para saber que número era. Solo recuerdo que era uno donde el villano en turno era Spot, conocido como La Mancha, y aparecían Mary Jane y la Tia May.

En ese entonces yo no “coleccionaba”. Los “cuentos” eran una forma de entretenimiento realmente barata (algo de lo cual ya no podemos presumir) y hasta cierto punto desechable. Yo cuidaba bien mis “cuentos”, pero fueron varias las ocasiones en que mi madre en alguna forma de castigo me rompió varios en mi cara cuando me llegaba a portar mal (hoy dia se arrepiente de ello, porque entre los caídos se encontraban números que con todo y ser en español, ahora son apreciados por coleccionistas). Otros simplemente eran olvidados o guardados en los lugares mas inverosímiles como una lavadora vieja y arrumbada donde años después encontré varias joyitas.


Durante esa primera etapa como lector de comics, mi dieta básica consistía en un Memín semanal y un Spiderman mas o menos quincenal (no lo compraba regularmente, porque…bueno, yo no compraba nada, me daban el dinero para ello). En los puestos de revistas había también otro comic de Spiderman: El Asombroso Hombre Araña Presenta, del cual solo compré en su fecha de salida algunos números. Así conocí mas del Capitán América, Iron Man, Thor, los Fantastic Four, y los Avengers en general.


También en los puestos veía otros comics mas pequeños que no me llamaban mucho la atención: Superman y Batman; la versión de Vid de media carta.

Así transcurrieron varios años, en los que los comics que compraba iban a parar a algún cajón de donde salían con regularidad para ser releídos, especialmente uno que a la fecha poseo y está maltratado de tantas leídas: un Spiderman dibujado por Erick Larsen con Venom en la portada.

Lo que no sabía es que un evento estaría próximo a cambiar mis hábitos comiqueros para siempre.


LA CAIDA DE UN HEROE…EL NACIMIENTO DE UN GEEK


Ese evento fue el que indujo a muchos a este apasionante mundo: La Muerte de Superman. Al igual que muchos, vi la noticia en la tele y en algún periódico: Superman Murió!!! Como era eso posible???. Mi conocimiento sobre Superman se reducía a las películas de Christopher Reeves, la serie ochentera de Superboy y a la serie animada de los Superamigos y no podía entender como es que lo habían matado.


Mi curiosidad pudo mas que yo y con sacrificios ahorre para comprar el tomo. Fue una revelación para mí, el tamaño del comic, la cantidad de números, de personajes, y sobre todo el dibujo en su momento me pareció impactante. Sin embargo por cuestiones económicas no pude seguir comprando los tomos que explicaban que pasaría después.

Fue hasta que estuve en la preparatoria, cuando una serie de TV me llenó el ojo como a muchos: X-Men. Había conocido a los X-Men en un capitulo de la serie Spiderman And His Amazing Friends, y hubo un personaje que se me quedó grabado en la memoria: Wolverine.

Cuando la serie de Fox-Saban se empezó a emitir en televisión abierta, mi gusto por las historias de los personajes fue en aumento. Al poco tiempo empezó a circular la primera publicación de Marvel México (Intermex) titulada X-Men Adventures, la adaptación en comic de la serie animada. Así comencé a comprar uno que otro número, porque los dibujos me encantaban. Después Marvel México traería el título que inició de manera definitiva mi hábito de comprar, leer y coleccionar comics: X-Men Flip Book.


Con XMFB me di cuenta de que la historia real de los X-Men difería de la de la serie animada, y me atrajo mucho mas que esta última. Decidí entonces adentrarme más en este mundo y compré también su siguiente publicación: Fantastic Four Flip Book.


Para ese momento conocí a un amigo de la prepa que le gustaban mucho los comics, fue por el, y por las famosas Pepsi Cards que conocí la existencia de un universo Marvel, un universo DC y sus habitantes mas representativos.

Así, con todo y las limitantes presupuestales inherentes a un estudiante de preparatoria de gobierno, comencé a hacerme de muchos comics publicados antes de que decidiera coleccionar.

Fue una etapa interesante como comiquero, porque era hacer verdadera arqueología para rastrear puestos donde vendieran revistas atrasadas y era un gusto encontrar tal o cual número que me habían recomendado o que me había perdido de alguna historia. Durante ese tiempo era mas Marvel Zombie que DC Fan, así que mi búsqueda se enfocó en aquellos tomos que Vid publicó sobre X-Men como Atracciones Fatales, Gambit, Fantastic Four VS X-Men, Grandes Batallas de los X-men, y otras series como Maximun Carnage.








También con tiempo y esfuerzo compré muchos mas números de Novedades de los que compré cuando era niño, sobre todo de un artista que para mi era lo máximo: Todd McFarlane. También rastrée todos los comics de Spiderman que publicó Vid, antes de perder los derechos con Marvel México.


Ahora que escribo estas líneas, esas ediciones de Vid tenían un elemento que ayudó mucho a alimentar al fanboy que llevo dentro y que por desgracia es una práctica que se ha perdido en las actuales publicaciones en español: las columnas informativas. En una época en que no había Internet, las columnas de Uriel Duran, J.G. Holguín, Martin Arceo y compañía eran el punto de partida para saber mas sobre los comics y desde luego para buscar dichas historias.


LEER EN INGLÉS TIENE SUS VENTAJAS… SER OTAKU, NO MUCHAS.


Para entonces, la colección se empezó a hacer mas grande entre los números atrasados que compraba y las publicaciones de Marvel Mexico que seguía religiosamente, incluyendo el regreso de Spiderman a los puestos de revistas.


Y fue también el momento en que conocí una tienda de la que soy cliente a la fecha: Comicastle, o ahora Fantástico. Gracias a ello comencé a comprar comics en inglés, aprovechando que para ese tiempo ya dominaba el idioma lo suficiente para entender un comic. No quiero desviarme mucho del tema, pero me pareció importante mencionarlo, porque con el hecho de leer comics en inglés, el comprarlos en español tenía un sabor diferente.


Obviamente y salvo algunas excepciones, los comics traducidos tienen un desfase de tiempo de publicación con los comics en USA; así que el hobbie de coleccionar los comics en español tenía ahora un nuevo elemento: “¿Cuántos números faltan para tal o cual historia?”, era la pregunta que nos hacíamos algunos cuates y yo, porque sabíamos que en USA un comic como, digamos X-men iba en el numero 50 y apenas andábamos por el 30 y tantos en México.

Por aquellos años, Marvel Mexico empezó a perder muchísima calidad en sus publicaciones, que si bien eran baratas, se imprimían en un papel muy pobre y carecían por completo de diseño gráfico y maquetación, al punto de aplicar una plasta negra con texto en blanco en aquellos globos que tenían una tipografía diferente o que requerían modificar títulos, onomatopeyas o exclamaciones.


Por ello no me tenté el corazón cuando publicaron espantosamente el final de Maximum Carnage (cada comic partido en cuatro y publicado como back up dentro de sus tres títulos) y armé mi propio TP de Maximum Carnage Vol 4, hecho en casita con los materiales que pude conseguir.


Y no fue el único, con algunas de las historias extras de Spiderman, me hice otro TP que titulé: Spiderman One Shot Specials.


A la fecha tengo por ahí otras páginas recortadas que no he empastado, pero que formaron otro bonito compilado, esta vez de Wolverine.


Y ya que hablamos de sus “ediciones especiales”(ahora si las oficiales), ¿como olvidar esa suerte de Trade Paperbacks de ínfima calidad, pero eso si muy baratos?


Esta pérdida de calidad fue un factor que me alejo del comic durante un breve periodo de tiempo.


El otro factor fue este:


Alrededor de 1997-98 mi “geekez” sufrió un cambio: Conocí el manga y el animé como forma de entretenimiento. Dragon Ball Z y las Guerreras Mágicas hicieron que muchos volteáramos los ojos al oriente en busca de nuevos héroes e historias, y hubo una publicación que ayudó mucho a difundir ese mundo como una suerte de contracultura, que al ser algo nuevo para los mexicanos, se convertía en algo “cool”. Esa revista era DOMO, y gracias a ella y a “comprarle” sus postulados sin cuestionarlos casi en lo absoluto, dejé los comics de Marvel , DC e Image para adentrarme en el mundo de Evnagelion, X-1999, Macross, Akira y otras más.


DOMO tenía una línea muy dura contra todo lo que no viniera de Japón, tildando de “aburrido y feo” al comic americano y sus tramas que nunca tienen un fin determinado, (a diferencia de la mayoria de los mangas). Fue la época en que en lugar de comprar el último número de X-Men, mi dinero servía para comprar un VHS con dos capítulos de Evangelion. Esa “senda del otaku” llegó a su fin cuando apareció en TV una serie que me hizo ver que no todo el anime era bueno ni “sofisticado”: Pokemon. Semejante ñoñada me hizo darme cuenta de que no todo lo que oliera a Japón era por deinifición superior a cualquier otra forma de entretenimiento.


THE RISE AND FALL OF THE VID EMPIRE


Poco a poco empecé a regresar a mis raíces comiqueras, pero conservando el gusto por el manga y el anime en títulos muy selectos.

Dejé de comprar las publicaciones de Marvel México, y empecé a adentrarme en la Distinguida Competencia (con Vid), y gracias al evento de No Man’s Land y a que en su momento un amigo me prestaba los tomo de Batman publicados por VID, mi atención y mi bolsillo se volcaron en Batman, Crisis En las Tierras Infinitas, la etapa del Superman Electrico, Final Night, etc. Queriendo conocer más del universo DC, comencé a rastrear ahora las ediciones que no compraba de VID cuando salieron: Hora Cero, El Regreso de Superman, La Broma Mortal, Panico en el Cielo, etc.


Entonces, para mi sorpresa y alegría, Marvel Mexico habia dejado de publicar, y los derechos volvían a Vid, quien retomaba sus titulos Marvel con X-Men, Spiderman y Avengers, dando un salto en la continuidad (algo que tristemente sucedía o sucede casi siempre que hay un cambio de editorial) y presentando una saga de la que ya habia comprado algunos números en inglés cuando fueron publicados: Onslaught.


Onslaught, para 1996 cuando se publicó en inglés y compre algunos títulos en el Castle, era algo espectacular para mi, y verlo publicado en español, aunque fuera dos años después y con la posibilidad de completar la colección me atrajo nuevamente al universo Marvel.

Para ese entonces ya estaba en la Universidad, y con todo y mi limitado presupuesto y muchos sacrificios, seguía la mayor cantidad de títulos que podía: Spiderman, X-men, Gen 13, Spawn, ediciones especiales como Spiderman Vs Venom, Spirits of Venom, y posteriormente los especiales que muchos esperabamos y que se perdieron en el cambio de editorial: The Phallanx Covenant y Age of Apocalypse. Hoy volteo a ver muchas de esas historias y parece que no han soportado bien el paso del tiempo, pero en esas fechas eran novedosas y muy llamativas.



El reinado y monopolio de Vid duró mucho tiempo, durante el cual redujeron drásticamente el número de páginas de sus publicaciones quincenales (de 32 a 24 ) con lo que se perdía una buena parte del contenido extra que era su sello particular y solo de vez en cuando ponían columnas informativas y la sección de preguntas y respuestas.

Por si fuera poco, incrementaban sus precios con cierta regularidad, haciendo mas difícil continuar las colecciones.

Durante la última etapa del monopolio de Vid publicaron muchos mas comics de lo que el mercado podía soportar, eso si, trayendo títulos con muy poca diferencia en tiempos con la publicación americana.

Para ese momento ya el Internet comenzó a volverse parte de mi día a día, y con ello las visitas a las páginas de Marvel, DC y desde luego a los foros como el que a la fecha es visita obligada: Comicastle. Ese acceso a la información me permitió conocer los comics mas actuales en USA, e incluso gracias al servicio de comics digitales de Marvel, que en su primera version se podian descargar y visualizar con un conveniente reproductor de su página, pude leer series como Origin, Ultimates, Ultimate Spiderman y varios mas.


Mismos títulos que al poco tiempo Vid trajo a nuestro país en su desnutrido formato de Ediciones Especiales. Y es que cuando retomó la licencia de Marvel sí trajo ediciones en formato TP, ya no tan grandes como los de su primera etapa, pero aun asi eran empastados, no engrapados. Con el tiempo, el precio y la economia no les permitio seguir produciendo TP’s, y se decantaron por “especiales” engrapados.

Con todo y las criticas que se ha llevado Vid en los ultimos años, gracias a ellos pude leer verdaderas joyas como el Daredevil de Kevin Smith y Joe Quesada, o el Punisher de Garth Ennis y Steve Dillon y claro; tesoros inconclusos como Planetary y Authority.


Para entonces mis gustos en comics se fueron haciendo mas selectivos y tras el horroroso reboot de Byrne en Spiderman, deje de comprar su titulo, así como X-Men posterior a la historia de Apocalypse The Twelve (aunque como me haria notar mi hermano, más o menos cuando los X-men fueron abducidos por un insufrible extraterrestre llamado Ejulp, fue cuando se notaba que los mutantes iban en franca decadencia).Solo compraba algunas cosas selectas como New X-Men de Morrison, que tristemente tambien quedó inconcluso en español.


Para mi el universo Marvel empezaba a perder chiste, salvo por todo lo Ultimate y algunas publicaciones aisladas.

Y entonces sucedió….


SPIDERMAN, UNA ESTRELLA MAS DEL CANAL DE LAS ESTRELLAS.


Tras muchos años de monopolizar el comic traducido en el país, Vid pierde una de sus cartas mas fuertes, las licencias de Marvel Comics, apostando todo su resto a la publicación cada vez mas abundante de mangas (de los cuales compré toda la colección de uno de mis placeres culpables: Saint Seiya) y descuidando cada vez mas los comics de DC.


De la Distinguida Competencia lo último que le compre a Vid, fueron la saga de Identity Crisis y dos miniseries previas a Infinite Crisis: Days Of Vengeance y Rahn/Thanagar War y el comic que me hizo voltear a Green Lantern, el hoy clásico Rebirth.


Entonces comencé a mantener por segunda vez una suscripción constante en Comicastle, incluyendo titulos de Batman, de la nueva serie de GL y otros mas para seguir de primera mano la miniserie de Infinite Crisis. Desencantado de Marvel, no añadí títulos de esta editorial a la suscripción, y cuando Vid perdió los derechos, decidi avocarme solo a DC por un tiempo.


Al poco rato, Televisa inicio sus publicaciones Marvel con un precio bajísimo en comparación de los de Vid: 15 pesos por comic mensual de 24 páginas, contra 22 pesos de uno de Vid. Al principio no me llamaron mucho la atención los nuevos comics de Televisa, porque su selección de títulos era muy… bizarra: Arrancaron con una serie titulada Spectacular Spiderman (con Humberto Ramos en el arte), un titulo bimensual de Amazing Spiderman, otro mensual de X-Men (a mitad de un arco del que no tenia ni idea y que dibujaba Salvador Larroca), un bimestral de Avengers (igual, a mitad de algún arco), otro mensual de Wolverine y extrañamente el Ultimate Fantastic Four desde su numero 1. Lo raro es que no hacia mucho que Vid había publicado los primeros 5 números de esa serie.



Mientras se publicaban historias como Sins Past y The Other en Spiderman, y Dissassemble en Avengers, yo seguía comprando únicamente comics en inglés y principalmente de DC, puesto que incluso antes del cambio de editorial, ya le había perdido la pista al Universo Marvel en general gracias a etapas tan mediocres como la de Byrne y Mackie en Spiderman y Claremont y Austen en X-men, que era lo mas popular de lo que publicaba Vid en su momento. Además, las críticas a los nuevos comics de Televisa no eran muy favorables.


Sí, eran mas baratos que los de Vid, pero la selección de títulos y el punto en que se empezaron a publicar no convenció a muchos; las ediciones mezclaban nombres en inglés y en español (Ojo de Halcón, Bruja Escarlata, Spiderman, Wolverine, Iron Man), mientras que con Vid ya nos habíamos acostumbrado a tener los nombres siempre en inglés. Y como olvidar el “escándalo” que se armó cuando un número de Spiderman: The Other llegó sin una página, mientras que otros comics tenían el “manchón editorial” (que no es otra cosa mas que el cuadro donde aparecen los nombres de los editores, traductores, registros, direcciones y otros requisitos legales para poder publicar) encima del dibujo de alguna página.


Con todo y críticas, en puestos de revistas empezaron a aparecer las nuevas ediciones especiales de Televisa; las cuales comenzaron con dos historias que NADIE esperaba ni quería: Spiderman India (una versión creada en dicho país adaptando a su cultura la historia de Spiderman, la edición era engrapada y a la fecha no la he adquirido, ni pienso hacerlo) y un especial de Thing Vs Hulk: Golpes Duros, de la cual tampoco se nada. Mas adelante me encontraría con que el formato de TP de 96 páginas regresaría por un tiempo con Televisa, presentando una nueva edición de Dark Phoenix Saga en dos tomos (curiosamente fue tambien una de las últimas ediciones especiales de vid, pero con ellos en formato engrapado y de a dos números por edición).

Pero también aparecieron dos tomos con un formato ligeramente mas pequeño que el americano, presentando la miniserie de House of M, de la cual había leído algunos artículos en la revista Wizard y en Internet, amén del buzz que causó en el foro de Comicastle. Las portadas de ambos tomos tenían tintas metalizadas en colores oro y plata y considerando el bajo costo, decidí darles una oportunidad. La historia me gustó en general y aun con el lapso de tiempo que dejé al universo Marvel, no me sentí perdido para nada en una telaraña de continuidad.


Televisa-Marvel también regresó a México un formato de publicación de comic que hace mucho no se veía: Comics Semanales, que lunes a lunes presentaban un numero nuevo de alguna miniserie, acortando los tiempos de espera para los lectores. Con este nuevo esquema llegaron las miniseries de Phoenix Endsong (que no me llamó la atención) y Marvel Zombies, que pese al ruido que hizo en su salida no me interesó mucho al principio. Mas adelante el formato semanal se convertiría en el vehiculo perfecto para la serie que definiría al universo Marvel para todo lo que restaba de la primera década del nuevo milenio: Civil War.


WHOSE SIDE ARE YOU ON?... I’M ON THE GEEK SIDE

Nuevamente, gracias al Internet y tambien a esa loable práctica del comic escaneado, ya había escuchado de y leído prácticamente todo Civil War al momento que inició su publicación en México. No voy a debatir la calidad de esta serie, pero no podemos negar que el evento le inyectó nueva vida a Marvel, tanto en USA como en nuestro país.

Ante el éxito de Civil War, la continuidad de la mayoría de los títulos de Televisa empezó a emparejarse, y comenzaron a traer más y más títulos, dentro de las posibilidades de nuestro mercado. Por ello y para ponerme al día con las nuevas historias, volví a la práctica de arqueología comiquera y comencé a rastrear algunos de los primeros números de Televisa, como el ya mencionado Avengers Dissassembled, Spiderman The Other, Daredevil y Astonishing X-men.



Marvel-Televisa se anotaría otro acierto con la creación de dos nuevos formatos de publicación, que a la fecha son de lo mas buscado en su catálogo y cada nueva edición es recibida con expectación y escrutinio por parte de los lectores: El Monster Edition y el Ómnibus.


El primero recibió ese acertado nombre por su primera edición que reimprimía en pasta suave, con un tamaño mayor al comic americano y buena calidad de papel la miniserie de Marvel Zombies, incluyendo una entrevista con Robert Kirkman y una muy criticada mini-galeria de portadas.


El siguiente Monster (que conservó ese nombre pese a que las siguientes ediciones no tenían nada que ver con “monstruos”) sería uno muy cotizado a la fecha: Civil War, recopilatorio de los 7 números de la mini principal (este tomo fue duramente criticado porque no solo presentaba el número 7 un mes ANTES de que se publicará en la serie semanal; además tenía una página que faltó en el número 6 y que el editor Giobanny Arevalo descaradamente anunció en su blog que el Monster si lo traería, esto obviamente sería visto como una sucia treta de mercadotecnia). Eso sí, el precio era inmejorable: 69 pesos por tomo.


Estos primeros Monster parecian indicar que la misión del formato era reimprimir a todo lujo las series mas vendidas de Marvel-Televisa, pero esa concepción cambió con el siguiente tomo, que fue el primero en presentar un precio mas elevado (139 pesos) por el gran contenido de páginas. Este tercer Monster nos presentaría de manera íntegra la miniserie de Civil War: Frontline en un único volumen, algo que ni en USA existe (Marvel recopiló dicho título en dos tomos).


El Ómnibus por su parte llegaría meses después, y desde su anuncio las expectativas eran altas. La idea original era que en seis de estas ediciones se cerraría el bache entre House of M y el brinco de continuidad que dio Televisa para publicar Messiah Complex en X-Men, junto con muchas miniseries que serían importantes para el desarrollo de tramas futuras (Deadly Genesis, The 198, entre otros).

El anuncio prometía mucho: Una enorme cantidad de páginas por tomo, PASTA DURA, una periodicidad bimestral y un precio bajo (no recuerdo si desde ese anuncio decia 199 pesos, pero es el precio que a la fecha tiene este formato). Cuando llegó el tan ansiado primer tomo, personalmente me sentí algo estafado. Sí, eran casi 500 páginas, sí traia como 20 comics, y efectivamente el contenido era el prometido (la mitad de los tie ins de House of M), pero lo de PASTA DURA era un engaño.


Muchos asumimos lógicamente que una edicion de “pasta dura” es un hardcover, con portadas en cartón grueso o cuero. Pero nó, el formato es mas bien un TP grandototote, pero según Giovanni “con las pastas MAS duras que un Monster”… sin comentarios.

Además, como a Televisa le resultó vender una portada variante de Civil War (con arte de Michael Turner), quizá por eso pensó que el mismo chiste se podría aplicar en el nuevo formato, y al poco tiempo de lanzar el primer Ómnibus, se relanzó el mismo con una nueva portada, esta vez con Spiderman al frente. Se dice en el medio que esta decisión fue un rotundo fracaso porque ¿Quién se gastaría otros 200 pesos en otro TP solo por tener una portada diferente?. Yo la verdad nó.

Después de ese tremendo resbalón, se pensó que el formato estaba por morir, ya que el siguiente ómnibus (con la segunda mitad de tie ins de House of M) tardó seis meses en publicarse, y no solo eso, en su blog Giovanni anunciaba que el contenido de los siguientes cambiaría respecto al plan original, con una nueva periodicidad cuatrimestral que solo sirvió para que se especulara que el formato no le había pegado como esperaba. El siguiente ómnibus, como lo advirtió Giovanni no tenía nada de X-Men. Fue un recopilatorio de la mayoría de los tie ins que faltaron de Civil War, con lo que Televisa-Marvel parecía exprimirle hasta la última gota a su vaca lechera.

Mientras tanto, las series semanales continuaron después de Civil War, y atrás quedaron los días de las miniseries en los semanales. A partir del éxito del evento de Millar y Mcniven, Televisa-Marvel utiliza a la fecha la serie semanal para publicar el megaevento del año (del año pasado, por cierto, porque mas o menos tenemos un año de atraso en las publicaciones nacionales, salvo por algunos títulos de los que hablaremos mas adelante). Planet Hulk y su secuela World War Hulk ocuparían el lugar del evento semanal, y Televisa-Marvel publicó una monstruosa cantidad de tie ins que en general poco o nada tenian que aportar al evento, cosa que los lectores tambien criticaron y demostraron con su bolsillo.

Eso provocó que con la siguiente macrosaga fueran un poco mas mesurados. Secret Invasion aprovechó que varios de sus tie ins se publicaron en los titulos regulares de Avengers, que ya publicaba Televisa-Marvel y con ello tuvo mas presencia sin necesidad de ocupar mas espacio en la serie semanal; lo malo es que la selección de tie ins no fue siempre la mejor y se quedaron fuera títulos tan interesantes como Incredible Hercules y en su lugar tuvimos que soplarnos bodrios como Miss Marvel.


Ahora con Dark Reign, mas que un evento tenemos un status quo que se ve reflejado en casi todos los titulos de Marvel-Televisa, y la serie semanal sigue trayendo mini series relacionadas a Dark Reign. Al respecto, creo que muchos lectores, yo incluido, ya aprendimos a no comprar todo el evento, sino solo lo que mas nos interese o mas nos guste (benditos sean los comics bucaneros, excelente herramienta para no comprar porquerias).

¿Y LA EDITORIAL VID, APÁ?

Pues mientras que con aciertos y errores, Marvel-Televisa vive su momento de bonanza, Vid ha estado en franca decadencia desde que perdió la licencia de Marvel. Y esto no lo digo yo nada mas, hay muchos blogs y foros que desde cuando estamos dando por muerta a la editorial de la hoja de parra. Y es que pareciera que cambió radicalmente la administración que los llevó a ser gigantes en el medio, y junto con un aumento de precios que fue cansando a sus lectores han tenido una de sus peores épocas.

No se trata de culpar a cierto tipo de público, pero parece que apostarle todo al manga no fue la solución a sus problemas cuando perdieron Marvel. Poco a poco fueron descuidando cada vez mas la publicación de comics americanos, incluyendo la editorial que los llevó a la cumbre: DC Comics. Aunque lanzaron JSA, JLA, Flash, Green Lantern ,Green Lantern Corps, Wonder Woman, All Star Batman Robin, All Star Superman como titulos regulares; relanzaron Superman (después de una pésima decisión de reimprimir sus comics en media carta) y trataron de poner en el mapa a Batman nuevamente con arcos tan populares como “Hush” (tras la misma estupidez de volver a los comics media carta) parece que no supieron aprovechar la buena inercia que Infinite Crisis les dejó.


Los comics empezaron a salir cada vez con mas retrasos (a mi no me importaba mucho porque lo que compro a la fecha de DC lo hago en inglés) y la calidad estaba por debajo de los de Televisa, al contrario del precio que sigue siendo mas alto que los comics de Marvel en español.

He leido que Paco Jimenez y compañía se escudan bajo el argumento de que son una editorial pequeña en comparación de Televisa, y desde luego que lo son, sobre todo con esa mentalidad. ¿Por qué si antes eran los mogules del comic traducido no pueden mantener una periodicidad decente?. Casi puedo asegurar que sus ganas de abarcar mucho y su falta de planeación financiera los han llevado a donde están.

Entre sus últimos descalabros estuvo la espantosa publicación de Sinestro Corps War, que salió en total desorden y con importantes retrasos; la inexplicable decisión de intentar lanzar el mediocre comic de Titans (de Jud Winnick ) como serie regular y perder la oportunidad de hacer historia con la publicación en Mexico de uno de los griales del comic americano: Watchmen.

Cuando la versión filmica de la obra de Alan Moore y Dave Gibbons se estrenó en nuestro país, Vid anunció sorprendentemente la publicación de la maxiserie, pero no en un solo tomo como todos esperábamos, sino en dos especiales con un precio de 150 pesos cada uno. De entrada, por 300 pesos se podía comprar la edición original en inglés, asi que no había ventaja por ese lado. Además Vid intentó levantar expectativas y ganancias al ofrecerlos en preventa con un botón y un poster.

El primer tomo lo compré como regalo para la Karmix-girl, porque como buen novio geek le habia hablado maravillas de Watchmen, amén de que me acompañó a ver la película. Así que aproveché y le di una hojeada.

Fue decepción tras decepción: La calidad del papel era espantosa, el color mal impreso en algunas páginas y la traducción muy pobre.

Los últimos aciertos que Vid ha tenido fueron la publicación de 300 en su tamaño original, que es mucho mas grande que un comic convencional, aunque con pastas suaves; y los tres tomos que completaron la etapa de Grant Morrison al frente de Batman, incluyendo en una edición similar a los Monster Edition de Televisa, el TP de Batman RIP (que me dicen, fue una muy buena edición, no así los dos tomos anteriores que tenian el mismo papel “cebollero” de los de Watchmen). A nivel de historia, Batman RIP no me gustó mucho, pero para los lectores mexicanos fue una grata sorpresa.

Actualmente Vid sigue dando patadas de ahogado, y parece sobrevivir a base de poner todo su catalogo de bodega (mucho del cual esta en pesimas condiciones) con descuentos del 50% durante varios meses. Ah! Y no olvidemos el ultimo y desesperado intento de capitalizar el éxito de los TP’s de Televisa Marvel: Los extraoficialmente conocidos como “recalentados de Vid”:

Que no son mas que un pegoste de varios números atrasados que idealmente forman una historia completa, bajo una nueva portada. ¿El detalle? Lo de pegoste es literal, se trata de comics completos con portada, contraportada, anuncios y articulos de la época en que se publicaron. Y tambien algo han de sacar de vender los comics de Marvel-Televisa en sus tiendas… irónico, ¿no?

La cereza en el pastel: Vid ahora vende a través de sus tiendas el disco de un “cantante” llamado Mane, el cual es ni mas ni menos que el hijo del dueño de la editorial (Manelick de la Parra), algo severamente criticado y muy mal visto por los lectores. Porque no solo es un producto que nada tiene que ver con lo que les dio de comer por tantos años, sino que ademas, en una época en que el nepotismo, amiguismos y compadrazgos son lastres que se ven en la politica, las empresas y hasta en el futbol; el usar las tiendas Vid para vender el disco del tal Mane, es un clásico ejemplo del junior que le saca ventaja a la empresa de “papi”, a costa del éxito de la misma y de sus clientes.

LO ULTIMO DE MARVEL-TELEVISA.

Al momento de escribir estas lineas, Marvel-Televisa está en plena publicación de Dark Reign, terminó la serie de Ultimate Spiderman (después de retomarla donde Vid la dejó), publicó con altibajos la segunda y tercera temporadas de Ultimates y el infame evento de Ultimátum (Ahora tenemos en Abril el relanzamiento del universo Ultimate con Ultimate Comics Spiderman y Ultimate Comics Avengers).

Además tuvimos ya la publicación completa de arcos muy actuales como Old Man Logan , el titulo regular de Thor (que recomiendo ampliamente)y los últimos numeros del Cap antes de Reborn (que tambien viene para Abril).


No todo ha sido éxitos para Marvel-Televisa: Recuerdo la cancelación de Punisher MAX, cuya publicación fue una gran idea, de no ser por la risible traducción del lenguaje soez de los personajes; o la aun llorada desaparición del Marvel Clásico, que en un principio fue recibida con agrado pero que cayó del altar cuando se publicó la Guerra Kree-Skrull en formato serializado dentro de su páginas.


Aún asi, y con todo y crisis, Televisa-Marvel ha conseguido editar muchísimos comics, y mantener un catalogo constante. Quizá, desde mi punto de vista, le falta explotar mas las ediciones Monster y Ómnibus, en las cuales ha habido tambien acertadas decisiones:

-Los Monster de Secret War, The Initiative, Original Sin, Marvel Zombies Vs Army of Darkness y el que nadie esperaba, pero que fue una grata sorpresa: Haunt Of Horror.


-Los Ómnibus de Civil War, Amazing Spiderman (para los que lo siguen, a mi no me importó mucho) y Ultimate Spiderman.

Y por supuesto errores inolvidables:

-La decisión “por causa de fuerza mayor” de no publicar el Monster de The Dark Tower y en su lugar ofrecer una miniserie que nadie quería de Spiderman.

-Los ómnibus perdidos de las miniseries de X-Men, que seguramente ya no verán la luz.

EPÍLOGO.

Y con esto llegamos al final de este artículo. Ya para terminar, lo que espero para el futuro de los comics traducidos en México es que Marvel-Televisa siga cosechando éxitos y no se duerma en sus laureles como le pasó a Vid; y hablando de ellos, una de dos: O se acaban de morir y les ceden los derechos de DC a alguna otra editorial (Televisa, o quien sea) para que los lectores que no tienen acceso a un Comicastle puedan dfisfrutar de mejor calidad en los comics de DC y otras editoriales; o se ponen las pilas y a chambear.

Por cierto; olvide mencionar que sin previo aviso tuvimos la suerte de tener en dos tomos la publicación de otro parteaguas del comic mundial: Maus de Art Spiegelman. Y no llegó ni por Vid, ni por Televisa, sino por una editorial poco conocida en el medio: Emecé. Por supuesto esto no implica que automaticamente haya un nuevo competidor en el mercado, pero sería muy bueno tener mas opciones para los comiqueros mexicanos.


Muchas gracias por dedicarle un tiempo a leer mis debrayes, y espero que les haya gustado y que les haya sacado una sonrisa al recordar otros tiempos.

Y por el puro gusto, me despido como lo hace el buen Stan Lee:

Excelsior!!!

6 comentarios:

yun dijo...

Wow. Excelente articulo/post muchas cosas si las sabía (tenemos mas o menos la misma edad), pero otras no porque yo también deje de comprar comics un buen de tiempo. La verdad me resulto muy interesante.

Karmix dijo...

muchas gracias, Yun!!!

K_asm dijo...

WOW, QUE MEGA ARTICULOTE!!!!

Y muy bueno la verdad, aunque la verdad me intereso más la primer parte en la que cuentas un poco más acerca de tus inicios en este "maldito" vicio :p; pero ya la segunda, aunque cambia un poco la temática resulta igualmente interesante.

Hasta ganas me dieron de hacer mi propia cronología :p , es curioso ver las similitudes en nuestros orígenes comiqueros.

Y por cierto, eso de que armaste Tp's con los retazos del Maximum Carnage fue algo que yo también pense en su momento, pero a mi si me dio cosa pasarlos por el cuchillo XD.

Reitero, interesante artículo, tan bueno como muchas de las cosas que posteas por aquí :) Sigue así.

Saludos salibones.

Anónimo dijo...

INSISTO, QUE HERMOSO REDACTAS!!! NO HAY MAS QUE DECIR. TA BB.

Castigador Obscuro dijo...

buena cronologia de tu historia comiquera nacional!!

envidia por tantos comics q aun tienes de eas epocas de novedades y vid..

uno q apenas es veinteañero solo vid segunda etapa y televisa.. bueno yo q soy spiderfan tengo todo lo del araña desde la primera temporada de vid(de hecho desde es aportada q pusiste dond salen red skull y taskmater..)

Y m hiciste recordar algo q me revovlio el estomago :Byrne en spidey! agh!

Saludos

Chris dijo...

Excelente post.

Me encanta la manera en que narras tu experiencia, tus anecdotas de la infancia son muy bonitas, y tus reflexiones sobre la situación actual son muy buenas. Me encanta la manera como describes el proceso de aprendizaje de Televisa (lento o rapido, como lo veas) y la decadencia actual de Editorial Vid. (la crisis no es la única culpable, hay una dirección editorial y financiera pesima).

Y si, me hiciste recordar el horrendo Spider-Man de Byrne, con su dibujo feo e historias horrendas (y pensar que fue el Spider-Man con el que inicie en los cómics en general).

Felicidades.

(Si no me reconoces, soy Phoenix del foro).